La mayoría de partidos políticos en la Asamblea Legislativa manifestaron hoy que no apoyarían las reformas al sistema de pensiones que impulsa el Ejecutivo y que pretende convertir el actual sistema en un sistema mixto.

Incluso, algunos consideran que esas reformas son el primer paso para buscar elevar los impuestos. «El gobierno no da garantía que la pensión mínima se pueda pagar de por vida, tengo un temor que esto es un primer paso para aumentar el IVA y la renta» dijo Mario Ponce, del PCN.

Por su parte, el partido GANA considera arriesgada la posibilidad que el gobierno sea el administrador del dinero de los cotizantes. «Es un riesgo grande depositar el dinero de la gente en manos del gobierno», expresó el diputado Guillermo Gallegos, quien agregó que harán las consultas necesarias pero que «La cuenta individual de cada cotizantes debe manejarse y determinarse por cada quién».

El partido ARENA ha sido enfático en que no apoyarán esta propuesta e incluso la han catalogado como una especie de robo. «Reitero no acompañaremos la propuesta de reforma a las Pensiones, porque constituye un robo para los trabajadores”, dijo el diputado David Reyes.

Mientras, el FMLN ha catalogado estas reformas como una salvación al quiebre, que de acuerdo a ellos sufrirá el actual sistema de pensiones «son reformas modestas pero suficientes para impedir el quiebre próximo o futuro de un sistema que privatizó las comisiones y estatizó los compromisos y la deuda»,expresó la diputada Norma Guevara.

Ante esto, el arenero Ernesto Muyshondt considera que lo que se pretende es solucionar un problema fiscal. «Quieren confiscar el ahorro de pensiones por generar un problema fiscal que ellos mismos se han generado».