El partido ARENA podría estar a las puertas de enfrentar un nuevo capítulo en la historia del transfugismo político en El Salvador, algo que ha afectado fuertemente a la fracción tricolor en los últimos años.

El fin de semana pasado,  el alcalde de San Francisco Menéndez en Ahuachapán,  Narciso Ramírez, abandonó las filas de ARENA y fue presentado como miembro del partido GANA.  Esta es la primer deserción que se produce en ARENA luego de las elecciones de marzo de 2015.

Pero con la salida de Ramírez,  ARENA podría no solo perder un alcalde, y es que la esposa del edil obtuvo un escaño como diputada propietaria por el departamento de Ahuachapán con ARENA en las últimas elecciones.

«Mi esposa, la diputada Carolina Rodríguez está trabajando con ARENA,  queda en libertad» dijo Narciso Ramírez durante su presentación como miembro de GANA, quien también fue enfático en asegurar que aunque él se une GANA, su esposa continúa en ARENA.

Sin embargo, el panorama legislativo podría cambiar en los próximos dias debido a este movimiento, si bien es cierto que la Sala de lo Constitucional a prohibido a través de una sentencia -octubre 2014-  el transfugismo político legislativo y lo cataloga como “una violación a la Constitución el transfuguismo” ,  especifica que cualquier diputado disidente debe permanecer en las filas del partido que lo llevó al cargo público.

Si bien es cierto,  la diputada Carolina Rodríguez no ha renunciado a ARENA,  ni ha expresado por ninguna vía su intención de abandonar la fracción tricolor,  existe el temor que lo dicho por su esposo abra las puertas a un posible voto diferenciado en votaciones claves dentro del congreso.

Sin embargo,  algunos de sus colegas al interior de la fracción aseguran que continuarán confiando en ella. «Ella ha expresado que está con nosotros y no tenemos porqué poner en tela de juicio ni en duda su lealtad al partido» dijo el diputado Norman Quijano

Por su parte,  el también arenero René Portillo Cuadra expresó su confianza en que la diputada Rodríguez no vaya en contra de las decisiones que tome su partido.  «Ella ha expresado que no se va, ella es arenera y acompaña tanto la plataforma legislativa como el voto de confianza que le dieron para que fuera electa diputada por Ahuachapan», expresó.

Portillo Cuadra además, se mostró seguro que no habrá transfugismo «No tenemos la menor duda que continuará (en el partido),  no sólo por la sentencia de la Sala que le prohíbe ser independiente, sino porque nos ha manifestado su voluntad férrea de seguir votando con los 35 diputados»

Ambos legisladores esperan y confían que las decisiones de Rodríguez no se vean influenciadas por su esposo,  quien desde el sabado ya es miembro del partido GANA y ella «no decepcione a sus votantes».

Para la aprobación de la mayoría de leyes,  reformas y autorizaciones para negociar préstamos y reformas al presupuesto de la nación se necesitan de 43 votos, cifra que para ser alcanzada se necesitaba del acompañamiento de FMLN, GANA, y PCN o PDC.

Sin embargo si la diputada Rodriguez usa «la libertad»  que anunció su esposo los 43 votos se alcanzarían solo con el acompañamiento de FMLN (31), GANA (11) y la diputada Rodríguez.

Un ejmplo de ello se daría en la votación para la mejora de la rentabilidad de pensiones,  la propuesta del gobierno y que apoya el FMLN es elevar la tasa a un 3.45%,  porcentaje con el cual ARENA,  PCN, y PDC no están de acuerdo por considerarlo injusto.

GANA,  quien habría presentado la propuesta de tasa más alta (7%), luego de una reunión con el ministro de Hacienda habría renunciado a ella aludiendo que se debe aprobar lo que el gobierno pueda pagar.

Si el partido GANA llega a apoyar la propuesta del gobierno aún necesitaría de un voto, y es allí donde la «libertad» en que queda la diputada Rodríguez podría hacer la diferencia.

Esta no es la primera ocasión en que luego de un fenómeno de transfugismo se aprueban proyectos importantes en el congreso. Entre los meses de septiembre y octubre de 2009, doce diputados del partido ARENA abandonaron la fracción formando un movimiento de disidentes llamado Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA). Durante la madrugada del 31 de octubre de 2009,  los diputados del FMLN y GANA cambiaron la correlación en la junta directiva de la Asamblea y se beneficiaron mutuamente,  GANA obtuvo tres miembros y el FMLN sumó un representante más.

En el 2012 ARENA volvió a sufrir de este fenómeno,  cuando cinco legisladores abandonaron su filas y crearon el Movimiento Unidos por El Salvador.

Lo cierto es que desde el 2009 el efecto del transfugismo ha acompañado al FMLN en la mayoría de decisiones cruciales en la asamblea, como aprobaciones de presupuestos,  nuevos impuestos y para préstamos financieros entre otros.