La junta directiva de la Asamblea Legislativa ha decidido sancionar o incluso destituir a todo empleado del congreso que de alguna forma, y de acuerdo a criterio de los diputados, cometa una falta de respeto contra un diputado o funcionario público.

La medida fue plasmada en una correspondencia firmada por la Gerencia de Recursos Humanos del congreso, que la hizo llegar a cada dependencia, oficina y grupos parlamentarios de la Asamblea. En la misiva, la gerente de recursos humanos recuerda la prohibición tomada por acuerdo de la junta directiva del 18 de febrero del 2015 que dice: “Prohibir cualquier tipo de irrespeto a la investidura que se le acredita a cada diputada, diputado, funcionario o funcionaria pública”.

Dicha prohibición abarca el uso de las redes sociales para este fin, así como compartir una publicación que ridiculice a los diputados, cualquiera sea su origen y sea replicada por el mismo personal de la Asamblea Legislativa.mmmm-01

Recientemente se conoció que dos empleados fueron despedidos  por compartir en sus redes sociales publicaciones donde se hacía sátira de un diputado miembro de la Junta Directiva. Bajo esta premisa, el congreso también separó de sus cargos a dos empleados del área de comunicaciones:  Gerardo Hurtado e Irving Ortiz, ya que ambos realizaron publicaciones en sus redes sociales que fueron consideradas como ofensivas contra el honor de diputados, razón por la que fueron separados de sus cargos.

Esta acción es considerada por algunos empleados como una violación a su libertad de expresión. “Ellos dicen defender la libertad de expresión, pero aquí vemos que solo hablan, y uno tiene que cuidar el trabajo y agachar la cabeza”; “que te quieran controlar eso no se vale, hay derechos”, “ya ni las caricaturas que salen en los diarios dejarán que veamos”, son algunas de las expresiones que trabajadores del congreso hicieron a este medios y que solicitaron su anonimato.

En la misiva enviada por la Gerencia de Recursos Humanos se pide a gerentes, jefes de fracciones y jefes de las diversas áreas “reiterar disposición que todo el personal debe acatar inexcusablemente”.

En la recién aprobada Ley Contra Delitos Informáticos diputados de diversos partidos manifestaron que no podían restringir la libertad de expresión en las redes sociales, salvo en aquellos casos donde se realiza el trolling para dañar una imagen, algo que al parecer sí se puede controlar al interior del parlamento con estas disposiciones.