Diputados aprobaron una serie de reformas al Código Electoral que buscan obedecer el mandato de la Sala de lo Constitucional y actualizar el contenido normativo del carácter libre de voto y sus efectos en la asignación de escaños en la Asamblea, con la finalidad de garantizar el sistema de representación proporcional.

Además de estipular las reglas que se seguirán en la implementación del voto cruzado y por rostro.

Entre las principales novedades los diputados autorizan al Tribunal Supremo Electoral (TSE) a usar la tecnología para facilitar conteo del voto cruzado.

En diciembre de 2014, los diputados se negaron a legislar sobre este tema y ordenaron a través de un decreto que las reglas para el voto cruzado que se implementaron en las elecciones de 2015, fueran hechas por el TSE.

Lo aprobado por los legisladores no varía en mucho al reglamento que creó el tribunal, y es que los ciudadanos podrán seguir emitiendo su voto marcando la fotografía de candidatos de diferentes partidos, coaliciones o candidaturas no partidarias, siempre y cuando no se sobrepase el número de escaños legislativos asignados en los departamentos, de lo contrario será clasificado nulo.

El decreto además establece que si un ciudadano marca los rostros de todos los candidatos a diputados de un partido sin marcar la bandera, el voto automáticamente pasará entero al partido.

También se considerará voto nulo cuando se marque una bandera de un partido político o coalición y además un candidato de un partido o coalición distinta.