Con 50 votos de los grupos parlamentarios de ARENA, GANA, PCN y PDC, y un voto en contra del diputado efemelenista Guillermo Mata, el pleno aprobó ayer en la sesión plenaria, impartir la materia de moral, urbanidad y cívica en la currícula nacional de educación.

El FMLN se opuso a la iniciativa, ya que consideraron que no era adecuado reformar el plan general de estudios cuando este ya inició, aunque apenas transcurre un mes desde el inicio del año escolar 2016.

La iniciativa contempla impartir esta materia desde educación parvularia hasta el bachillerato, para lo cual se contarán con 90 días hábiles para adecuar el plan de estudios e iniciar dicha enseñanza.

El diputado mocionante, de GANA, Juan Carlos Mendoza, aseguró que esta «iniciativa nació por la necesidad de impartir valores a los jóvenes en las escuelas, aunque algunos colegios privados ya se encargan de impartirla dentro de su plan general de estudios».

Mientras, la diputada Karla Hernández, de ARENA, lamentó la falta de acompañamiento de la iniciativa de los diputados del FMLN, asegurando que «estas son las iniciativas que deberían unirnos como grupos parlamentarios, estos son los temas que pueden cambiar a El Salvador, lamento que no se unan», dijo.

Por su parte, el diputado del FMLN, Omar Cuéllar aseguró que modificar hoy la currícula de educación no es competencia de la Asamblea Legislativa, y que «se están invadiendo funciones que le corresponden solo al Ministerio de Educación».

Con la aprobación y la postura en contra del partido oficial, quedará en manos del presidente Salvador Sánchez Cerén, ex ministro de Educación, si lo observa, lo veta o lo sanciona como ley vigente.