Diputados de ARENA  presentaron hoy un decreto transitorio para que reos con enfermedades terminales o degenerativas abandonen los centros penales y poder así, liberar el hacinamiento que existen en las cárceles del país.

Son aproximadamente 1,300 reos los que podrían beneficiarse con este decreto, y que se encuentran padeciendo de enfermedades terminales o degenerativas.

Para ello, los privados de libertad tendrán que haber cumplido al menos un tercio de la pena impuesta.

«Será Medicina Legal el que determinará qué reos se pueden ir con este decreto, y mantendrá la supervisión del juez de vigilancia penitenciaria», aseguró el diputado Julio Fabián, de ARENA.

El decreto transitorio exceptúa a los privados de libertad que paguen penas iguales o superiores a 8 años, delitos de índole sexual, corrupción, y delitos contenidos en leyes especiales como terrorismo, lavado de dinero, entre otros.