Legisladores aprobaron ayer con 77 votos el decreto para la creación de tribunales especializados para una vida libre de violencia y discriminación contra la mujer, que vendrá a tratar casos especiales donde se violenten los derechos de las mujeres.

Se acordó que dichos tribunales empiecen a funcionar a partir de junio de este año en la zona central, y en junio del 2017 para la zona occidental y oriental del país, por lo que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) tendrá que realizar las acciones pertinentes para establecer a los respectivos juzgados.

Los tribunales se encargarán de juzgar delitos que se tipifican en la ley a favor de la mujer, por ejemplo, la discriminación laboral,  violencia intrafamiliar, incumplimiento de los deberes de asistencia económica y desobediencia en caso de violencia intrafamiliar.

Al respecto, la diputada de ARENA, y presidente del Grupo Parlamentario de Mujeres, Matha Batres, señaló que «esto permitirá que las mujeres cobren valor y denuncien agresiones porque existirá un tribunal que las proteja».

De la misma forma, su colega de fracción y presidente de la Comisión de la Mujer, Karla Hernández, manifestó que «los tribunales especializados permitirán un mejor proceso cuando se trate de proteger a la mujer, sin que ocurra una revictimización para ellas».

Rodolfo Parker, del PDC, aseguró que «se necesitaba una jurisdicción especial que atendiera de forma especial este tipo de violencia».

Mientras, la diputada del FMLN, Cristina Cornejo, dijo que «esta legislación se da porque las mujeres son el 53% de la población, y por el compromiso de mejorar las condiciones de las mujeres ante cualquier injusticia que se pueda cometer en su contra».

La iniciativa de la creación de los tribunales fue presentada por la CSJ, y vista en la Comisión de la Mujer e Igualdad de Género y la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales.