Aprovechando la coyuntura de la propuesta de reforma a la Ley de Pensiones, para minorizar las críticas sobre si el Gobierno realmente tiene problemas de liquidez, la plenaria de mañana contempla en sus piezas de correspondencia una emisión de nueva deuda por un monto de $1,200 millones en bonos.

Específicamente la pieza 11A que se trata de una «Iniciativa del presidente de la República, por medio del ministro de Hacienda en el sentido se autorice al Ejecutivo en el ramo de Hacienda emitir títulos valores de crédito, hasta por un monto de US$1,200,000,000.00».

En la correspondencia enviada a la Junta Directiva, el ministerio de Hacienda pretende emitir títulos valores en créditos por el monto antes señalado, para «ser colocados indistintamente en el mercado nacional o internacional.

La misiva resume que «Hacienda realizará estas operaciones de crédito orientadas a generar recursos necesarios para atender urgentes e ineludibles obligaciones de pago». Estos pagos según detalla el mismo documento refieren al pago de capital e intereses de la deuda de corto plazo, para apoyo presupuestario y para fortalecer la caja fiscal de la Tesorería General de la República.

Las condiciones que tendrían estos títulos valores serán determinadas por las condiciones del mercado financiero, estarán exentos de toda clase de impuestos, tasas y contribuciones y se podrán colocar a un plazo de 30 años.

Mañana el pleno conocerá esta iniciativa, que en teoría, iría a discusión de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto del congreso.