Ante los señalamientos de la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) sobre presunciones de enriquecimiento ilícito, algunos diputados han considerado la posibilidad de que esto se trate de una revancha política.

Probidad tiene en la mira a varios diputados y expresidentes de la República, a jueces y exfuncionarios de gobierno, es decir, a más de una veintena de personas señaladas debido a las inconsistencias en sus declaraciones juradas de patrimonio.

«Yo fui uno de los primeros en caer», señaló el diputado del PCN, Reynaldo López Cardoza, en referencia a que con él, se iniciaron los señalamientos desde la CSJ.

Cardoza aseguró que en ese sentido, se siente «satisfecho» porque ha podido dar respuesta a los reparos de la Sección de Probidad, por los cuales el diputado tiene congeladas varias cuentas bancarias y bienes inmuebles. «No te dan el tiempo suficiente (magistrados de la Corte) para justificar los bienes e inician con un proceso civil», dijo.

En ocasiones anteriores, el diputado Cardoza ha asegurado que su caso se debe a una «venganza» política por haber formado parte de la Comisión Especial que investigó el destino de los fondos provenientes de China Taiwán.

«Yo participé en esa Comisión, y es bien curioso que a todos los que participamos allí nos estén juzgando por estos casos», aseguró Cardoza.

Del mismo pensamiento es el vicepresidente del congreso, Guillermo Gallegos, quien también analiza se trata de una especie de «vuelto» por formar parte de esa Comisión, ya que la Sección de Probidad también tiene en revisión su patrimonio.

«Cuando uno ve la trayectoria o vínculos de algunos magistrados (CSJ), puede advertir cierto sesgo en sus decisiones», aseguró Gallegos. «Puede existir sesgo cuando vemos que Probidad investiga casos hacia atrás, pero no llega hasta los exfuncionarios del expresidente Flores», agregó.

No obstante, pocos se atreven a calificar como bueno o malo el trabajo desempeñado por la sección de Probidad, cuyas potestades le fueron devueltas por la Corte Suprema.

Esta semana, dicha sección envío a juicio civil al expresidente Mauricio Funes por sospechas de enriquecimiento ilícito. Además, la Corte ha dado tres días al expresidente Elías Antonio Saca para justificar $6.5 millones de su patrimonio.

Con ello, son tres expresidentes de la República, posterior a los acuerdos de paz que estarían siendo señalados en actos de corrupción.

Otros investigados por la sección de Probidad son los diputados Guillermo Gallegos,  Jesús Grande y Rigoberto Soto de GANA; Carlos Reyes y Silvia Ostorga, de ARENA, y Francisco Merino, del PCN. Además del exdiputado Sigfrido Reyes.