Con 48 votos de los diputados de FMLN, GANA (abstención del diputado Francis Zablah), PCN y PDC la Asamblea Legislativa aprobó hoy aumentar la tasa de rentabilidad de los Certificados de Inversión Previsional (CIPs) a 3.5% como piso, y un crecimiento del 0.2% gradualmente en los próximos años, hasta el 2019.

A partir de ese año, la reforma contempla que «se pagará una tasa de interés determinada por el promedio de los últimos cinco años de la tasa de interés de depósitos a 360 días plazo, más una sobretasa de 0.25%, donde la tasa comprenderá un mínimo de 3.5% a 5.5%.

ARENA votó en contra de la propuesta, asegurando que no cumple con la sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que ordenaba al legislador a buscar una tasa mínima y máxima de rentabilidad que generara intereses a precio de mercado.

La diputada del FMLN, Norma Guevara, insistió en que se con la reforma se busca beneficiar las cotizaciones de los trabajadores, y recriminó a ARENA por no acompañar la propuesta, así como culpar al principal partido opositor, sobre la deuda previsional.

«Ustedes (ARENA) debían de crear el fondo de garantía de pensiones y no lo hicieron, sino que crearon más deuda», dijo la diputada efemelenista, y añadió que «la deuda más grande de este país la hicieron con la privatización de las pensiones en 1998».

a1f8b8af-5317-45f1-9a7f-577761751f44

Votación por mejora en rentabilidad de pensiones (3.5%)

«A las pensiones le han metido la mano, todos los gobiernos», secundó el parlamentario Francis Zablah, de GANA, que se abstuvo de votar, justificando que «una tasa de 3.5% no es suficiente para los trabajadores, reconozco el esfuerzo de mis compañeros de fracción, pero no es la tasa ideal», dijo.

Mientras, el diputado del PDC, Rodolfo Parker, aseguró que al final se llegó a una negociación política para llegar a un acuerdo por una mejora a la rentabilidad de pensiones. «Se ha buscado un equilibrio entre tasa de interés de pensiones (3.5%) y la realidad fiscal», dijo. El diputado pedecista aclaró que la Sala de lo Constitucional le ordenó a los legisladores que «buscarán responsablemente una tasa de mercado».

También el diputado del PCN, Mario Ponce mencionó que aunque la tasa no era la ideal, pues se buscaba una más alta, es lo que el Gobierno podrá pagar, teniendo en cuenta las finanzas públicas. «Queríamos una mayor tasa de rentabilidad, pero entendemos que las finanzas del Estado se encuentran en una situación precaria», Mario Ponce del PCN y recordó que «los trabajadores han perdido rentabilidad de sus pensiones en el 2015, producto de la falta de acuerdo en la Asamblea Legislativa».

Por su parte, ARENA criticó la tasa aprobada por el pleno. La propuesta del tricolor era de un piso de 4.5% y un techo de 6.5%.

«Lo más importante es cumplirle al pueblo y a los trabajadores, y les estamos fallando. Invito a que busquemos un rango de tasas de rentabilidad más adecuadas», solicitó el diputado Juan Valiente.

Por su parte, la diputada Milena Calderón de Escalón, aseguró que no acompañarían la aprobación de la tasa, porque «no soluciona el problema original que tienen los trabajadores en sus ahorros de pensiones».

La propuesta significará para el Gobierno, aportar $50 millones de dólares más por cada punto porcentual que se incremente, por año. De allí que han señalado diversos sectores, que con ello el gobierno puede terminar incumpliendo la promesa de pago de pensiones a los trabajadores.