Diputados aprobaron ayer la nueva Ley Especial para Adopciones, con 78 votos, que entre algunos aspectos novedosos, viene a agilizar el proceso de adopción y que cualquier persona que mayor de 25 años pueda adoptar a un menor, independientemente de su estado civil.

En la normativa se mantienen algunos aspectos, como la prohibición de separar a hermanos en un proceso de adopción, a menos que se pretenda adoptar a ambos. Además se establece un seguimiento a la adopción, a través de la Oficina para Adopciones (OPA), entidad interinstitucional formada por la Procuraduría General de la República (PGR) y Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (CONNA), entre otras.

La OPA actualizará constantemente el registro único de adopciones de niños, niñas y adolescentes, y personas aptas para adopción. Otra de las prohibiciones que contempla la normativa es que la persona interesada en adoptar no exceda de 45 años al adoptado.

«Ahora la niñez optar por una familia cuando estos queden desamparados, es una bendición de Dios contar con esta normativa», aseguró Mayteé Iraheta, diputada de ARENA.

Por su parte, el diputado del PDC, Rodolfo Parker, presidente de la Comisión de la Familia, aseguró que lo más importante en la normativa es «reducir los plazos para las adopciones, ya que se contemplan sanciones por deliberar el tiempo en el proceso».