El fiscal general, Douglas Arquímides Meléndez aseguró hoy, tras sostener una reunión con la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales de la Asamblea, que se encontró con muchas contrataciones de familiares en la institución, así como algunos movimientos de personal previo a su confirmación en el cargo.

Meléndez compareció ante dicha comisión, para brindar un informe a los diputados sobre un año más de la implementación de las escuchas telefónicas realizadas por la unidad fiscal especializada.

La reunión que fue a puerta cerrada, duró aproximadamente dos horas, tras las cuales, el fiscal Meléndez atendió a la prensa.

El fiscal confirmó que luego de realizar algunos movimientos en unidades de la FGR, no se harán mayores cambios en la institución.

«Hemos encontrado cantidad de casos de parientes (contratados en Fiscalía)», refirió el fiscal Meléndez, y denunció que «Es raro que previo a mi llegada se trasladara a dos fiscales al centro de escuchas, pero temporalmente han sido removidos» dijo.

Entre esas personas, figuraba la esposa del fiscal Meléndez, Claudia Baños, que según dijo el fiscal, renunció un día después de su nombramiento.

Además el fiscal manifestó que los movimientos realizados a su llegada a la FGR obedecen a la idoneidad en los cargos. «

En otro tema, Meléndez aseguró que en el caso del diputado Reynaldo López Cardoza y el exdirector del Seguro Social, Leonel Flores continúa en etapa de indagaciones y todavía no se presentan los casos.

Meléndez recalcó que en el caso del expresidente Francisco Flores, «lo primordial hoy es la salud del imputado, y esto aplica para cualquier imputado en este país, y luego revisar sus capacidades», señaló.