Con 48 votos, el congreso avaló hoy la autorización para que el gobierno inicie negociaciones por un préstamo de €53 millones ($64 millones) con el gobierno de Fravotoncia, que será destinado para la rehabilitación de la planta Las Pavas, ubicada en San Pablo Tacachico, La Libertad.

El grupo parlamentario de ARENA no dio sus votos para esta aprobación, justificando el incremento del servicio de agua potable como la principal causa para no hacerlo.

«Hay un problema con las tarifas que está cobrando ANDA, y que el presidente (Marco Fortín) no supo explicar en su visita a esta Asamblea», manifestó Martha Evelyn Batres, de ARENA.

Además, su colega de fracción, Milena Calderón de Escalón aseguró que «ARENA no se oponen al proyecto de rehabilitación de la planta Las Pavas, pero que no vemos para dónde van los fondos del incremento en las tarifas».

Por su parte, Lorena Peña, presidente del congreso, aseguró que «quienes no votan por este decreto, no están con l gente».

También el diputado pecenista, Mario Ponce, aseguró que se esperan mejoras en el servicio de agua potable en toda el área metropolitana, porque no es posible que se «esté pagando por aire».

Marco Fortín, presidente de ANDA, aseguró que este proyecto conllevará a una mejora en el servicio de agua potable del gran San Salvador.

«Ahora podremos iniciar a estudiar las licitaciones para este proyecto. Esperamos contar con los votos de ARENA para la ratificacion del préstamo», dijo Fortín y añadió que «si no se hacen estos proyectos el cambio climático nos dejará sin agua».

Ahora la Asamblea deberá esperar que el gobierno envíe la negociación con el gobierno de Francia para ratificar dicho préstamo.