La Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto del congreso recibió hoy al presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Marco Fortín, para explicar  en qué se invertirán los montos en los que se invertirán cerca de $64 millones para la reactivación de la planta Las Pavas, la principal fuente de agua potable del gran San Salvador.

Fortín detalló que la infraestructura de distribución de agua potable es obsoleta y su tiempo de uso ha finalizado, y cuyas reparaciones generan retrasos en el servicio de agua potable para el gran San Salvador y otras zonas.

«Tenemos equipo de más de 35 años que ya no da para más. Algunas reparaciones nos toman hasta 72 horas de realizarse, de allí algunos retrasos en el servicio, por eso debemos invertir en infraestructura», afirmó Fortín.

El presidente de la autónoma señaló que ANDA ha trabajado con fondos propios y que el subsidio se da a través de un cruce de variables en la factura.

ANDA solicita un préstamo de $17 millones para la obra civil de la planta potabilizadora de Las Pavas, y 53 millones para el fortalecimiento de equipos de la cooperación francesa.

Hubo poco cuestionamiento de los diputados ante las declaraciones de Fortín, que mañana tendrá que comparecer ante la Comisión de Economía para explicar el incremento en el pliego tarifario del servicio.

Tanto ARENA como GANA habían adelantado que la aprobación de este préstamo estaría supeditado a un compromiso de la institución para reducir el pliego tarifario por el servicio de agua potable, así como mejorar el servicio en lugares, donde no llega el vital líquido.