Un día después que la Sala de lo Constitucional admitiera demanda de inconstitucionalidad contra la Ley de Probidad avalada por diputados del bloque oficial, estos reaccionaron a dicha sentencia, aduciendo que se trata de una normativa «mejor» de la que se contaba.

Para la diputada del FMLN, Jackeline Rivera, es una medida que viene a justificar un temor por investigar casos de presunta corrupción del pasado.

«Que digan que se le restan competencias a la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) es falso, lo que pasa es que hay temor que con la ley podamos ver casos del pasado», manifestó Rivera.

La diputada efemelenista criticó además que el tribunal constitucional haya admitido la demanda de inconstitucionalidad contra la ley y tomara, como medida cautelar, la suspensión de entrada en vigencia.

«Como abogada no comparto la decisión de la Sala, porque lo más que debió hacer es mandarnos a legislar sobre las supuestas inconstitucionalidades y no declarar inconstitucional toda la ley», dijo.

De igual forma, el diputado de GANA Mario Tenorio, criticó la decisión de la Sala y arremetió contra el equipo gestor que presentó la demanda.

«La Sección de Probidad de la CSJ se fortalecería con esta ley. Basta un ejemplo: la Sección tendría la potestad de indagar sobre el secreto bancario homologando incluso acciones de la Fiscalía General de la República (FGR)», aseguró.

Tenorio es el presidente de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del congreso, donde se estudio la iniciativa de ley que fue aprobada el 16 de diciembre del año pasado, y sancionada por el presidente de la República en vísperas de las fiestas de fin de año.

«Yo no compartiré jamás la opinión de los miembros de Fusades (en alusión al equipo gestor de la Ley de Probidad) cuando se dice que a la sección de Probidad se le restaban atribuciones, es completamente falso», sentenció Tenorio.

Mientras, el diputado de ARENA, Ricardo Velázquez Parker advirtió que con la admisión de la demanda, el congreso tiene la oportunidad de «corregir la plana», y aprobar la normativa idónea.

«Se trata de corregir. Lo que aprobaron con aritmética legislativa el FMLN y sus aliados no es la expectativa que tenía la sociedad civil sobre la normativa», mencionó Velázquez Parker.

El tricolor añadió que «es políticamente imprudente ser tapadera de corrupción, cuando la exigencia de la sociedad es que un funcionario sea transparente».

Además, Velásquez Parker descartó el argumento de su colega Jackeline Rivera sobre el temor de investigar corrupción del pasado.

«No me preocupan temas del pasado de ningún partido político. Me preocupa lo que haremos a partir de hoy para transparentar la cosa pública», reflexionó.