Tras diversas críticas generadas por diversos sectores de la sociedad civil, incluyendo al equipo gestor de la nueva ley de Probidad; al dejar fuera de normativa la presunción de enriquecimiento ilícito, diputados de ka Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales decidió regresar la propuesta original.

Los legisladores aseguraron que luego de brindar mayor estudio al anteproyecto de ley, se decidió regresar a la propuesta original que los mismos diputados habían dejado afuera.

Salvo los diputados de ARENA, quienes no votaron por quitar este elemento de la normativa, el resto de fracciones aseguraron necesario esta herramienta.

«Se volvió a contemplar la presunción de enriquecimiento ilícito, porque sin ello la ley quedaba muy débil, nunca estuvimos de acuerdo con sacarla», aseguró la diputada de ARENA, Alejandrina Castro.

Mientras, para el FMLN no era necesario contemplar esta parte, pues la Constitución de la República ya contempla este hecho.

«Ya lo dice la carta magna, sobre la presunción de enriquecimiento ilícito, no nos oponemos a que figure en la ley, pero no era necesario contemplarlo», manifestó la diputada Jackeline Rivera, del FMLN.

De la misma forma, el diputado del PCN, Antonio Almendáriz, explicó que era necesario tomar en cuenta esta propuesta, porque sino, «quedaba una ley sin dientes».

La presunción de enriquecimiento ilícito contempla el inicio de un proceso judicial, al no subsanar los señalamientos hechos por la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Entre otros acuerdos, los legisladores establecieron que la Sección de Probidad mantendrá su función, y que «será la CSJ la que contemple si le cambia el nombre a Dirección, aunque esta implique tener las mismas funciones».

Al cierre de esta nota, diputados continuaban estudiando las multas y sanciones por no presentar declaraciones juradas de patrimonio, o hacerlo de manera incompleta o inexacta.