Diputados aprobaron anoche la Ley de Reparación de daños a la moral con 61 votos, que permitirán que los daños causados a la moral por acción u omisión puedan ser indemnizados por quien lo comete. Esta ley era materia pendiente de la legislatura, luego que la Sala de lo Constitucional decretara que era necesario crear este parámetro jurídico, para garantizar el artículo 2 de la Constitución de la República, que expresa que el Estado debe proteger la vida, la integridad física y moral, así como el derecho al honor, a la intimidad y la imagen.

La normativa, que meses atrás fue criticada por plantearse como una ley «mordaza», al incluir en ella a la prensa en sus distintos formatos, excluyó finalmente a los medios de comunicación. «Con esta aprobación nos quedamos tranquilos, ya que esto no es parte de ninguna ley mordaza», aseguró el diputado de PCN, Antonio Almendáriz.

Mientras, el legislador de ARENA, René Portillo Cuadra añadió que «es cierto que cuando se presentó al inicio esta ley, no se excluía a la prensa, pero finalmente fue excluida por acuerdo de la comisión (de Legislación y Puntos Constitucionales)».

Según artículo de la ley «No producen daño moral los juicios desfavorables de la crítica periodística, ni los conceptos desfavorables expresados o difundidos por quienes ejerzan el periodismo mediante noticias, reportajes, investigaciones periodísticas…»

«La base de un sistema democrático es la libertad de expresión, por eso eximimos de responsabilidad a la prensa», añadió Portillo Cuadra.

La normativa permitirá que el Estado indemnice por daños a la moral o por retardación de justicia, además de violaciones a derechos constitucionales. Las penas por estos daños serán determinados por el juez en caso de iniciar un proceso judicial.

Las imputaciones injuriosas, calumniosas o difamatorias contra el honor o la vida privada de las personas sin legitimidad de pruebas constituirán daños a la moral que podrían ser procesados.