Cuando faltan solamente dos días para que concluya el periodo del actual fiscal general, Luis Martínez, el principal partido en la oposición ARENA no define públicamente el apoyo al funcionario o el rechazo a su pretensión de ocupar un segundo periodo.

El consejo Ejecutivo Nacional de ARENA (COENA) no ha definido una posición con respecto al funcionario, mucho menos, la jefatura de la fracción encabezada por Alberto Romero.

Algunos diputados de la fracción de ARENA como Johny Wright Sol, se han pronunciado en redes sociales indicando que no apoyarían la reelección del funcionario.

“Como ya lo he dicho antes, la fiscalía necesita un cambio de liderazgo”, publicó el legislador en su cuenta en twitter, donde etiqueto el mensaje a algunos colegas de fracción sin recibir respuesta o postura como Ana Vilma Escobar y Ricardo Velásquez Parker.

Mientras, el FMLN y GANA han afirmado que el actual fiscal se mantiene en una lista corta que circula en las conversaciones bilaterales que mantienen los partidos, al margen de los resultados de las entrevistas elaboradas por la subcomisión política. “No hay cierre ni apertura”, han indicado algunos diputados.

Luis Martínez ha venido acumulando rechazos a su postulación en las últimas semanas, luego de trascender el uso de aviones privados propiedad de Enrique Rais, propietario de MIDES, empresa que procesa los desechos sólidos de San Salvador; y de rechazar aclarar el uso de más de $14 millones de dólares decomisados al narcotráfico y que se mantenían en barriles.

La nominación de fiscal necesita de 56 votos; por lo que será necesario el acuerdo con la fracción de ARENA o con al menos 8 de sus diputados.