Con 68 votos, los diputados aprobaron ayer la Ley Especial de Defensa Comercial, cuya normativa busca proteger a la producción nacional contra prácticas competitivas, del dumping o medidas de salvaguardia ante situaciones de riesgo en el mercado local.

La ley surge como parte de unos acuerdos internacionales adoptados en la Organización Mundial del Comercio (OMC), y los reglamentos técnicos centroamericanos, pero en el país no existía una normativa de tal tipo, por lo que era materia pendiente de la legislatura.

La iniciativa fue consensuada con el sector industrial y empresarial y el gobierno, y discutida en el seno de la Comisión de Economía del congreso. Al respecto, el ministro de Economía, Tharsis Salomón López destacó que «por primera vez se trata de una iniciativa aprobada unánimemente por sector empresarial y gobierno».

Además, los diputados aseguraron que esta será una herramienta más que incentivará a la economía en el país, y destacaron que también se protege el fomento del empleo con la ley.

«El Salvador está dando un paso más al desarrollo, y se ve el interés y compromiso que tenemos para dinamizar la economía», destacó el diputado de ARENA, Javier Palomo. Su colega de fracción Karla Hernández añadió que «esta ley traerá muchos beneficios a la economía, y da herramientas que nuestros productores necesitan».

Mientras, Calixto Mejía aseguró que «la normativa llega en momento oportuno, en el que la economía y sustenta las perspectivas de crecimiento que tiene el país».

Con la defensa comercial, será el Ministerio de Economía el encargado de su aplicación, a través de la Dirección de Administración de Tratados Comerciales, quien realizará las solicitudes de investigación, y propondrá medidas al MINEC.