El Tribunal Supremo Electoral finalizó hoy la evaluación del proceso electoral del pasado mes de marzo, concluyendo en la necesidad de realizar distintas reformas a la legislación electoral.

Aunque el tiempo avanza y la Comisión de Reformas Electorales aún no brinda propuestas al respecto, fueron las mismas mesas de trabajo las que dieron algunos insumos que los magistrados presentarán al congreso, luego de unificar estos criterios.

Entre las principales observaciones dadas por mesas que desarrollaron 10 temáticas electorales, destacan mejorar las campañas de divulgación, utilizar un software propio para elecciones.

Además, se recomendó al organismo colegiado contratar a empresas de transmisión de datos con mayor experticia, para que no ocurran lo acontecido en las elecciones pasadas. Olivo aprovechó para recordar que la información de estas empresas participantes en elecciones anteriores, tienen reserva por cinco años. También se recomendó hacer un simulacro de escrutinio preliminar.

«Todos estos insumos nos ayudarán a construir mejores procedimientos para las próximas elecciones, pero también no depende solo de nosotros, sino de tener los recursos y la legislación a tiempo», aseguró el presidente del TSE, Julio Olivo.

El seminario contó con el apoyo del Instituto Holandés para la Democracia, la Asociación de Organismos Electorales, el Tribunal Electoral de Panamá y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Mientras, el magistrado Ulises Rivas reiteró la necesidad del organismo colegiado de capacitar al personal de organismos electorales temporales a tiempo. «En febrero de 2017 a más tardar debemos de tener capacitado a ese personal», mencionó.

Los magistrados del TSE esperan enviar estos insumos a la Asamblea Legislativa, con la finalidad que estos últimos en la respectiva comisión, realicen las reformas necesarias.