La propuesta del gobierno de imponer un impuesto de el 10% a los servicios de telecomunicaciones, si bien, no es apoyada en la Asamblea Legislativa para su aprobación, tampoco es descartada en su totalidad.

Los diputados estarían por recibir un estudio donde se propone que este impuesto sea del 5% y no 10%. De ser aceptado y aprobado se espera una recolección anual de $68.7 millones para tareas de seguridad y no de 157 como establece la propuesta del gobierno.

La propuesta sería vista en la Comisión de Hacienda y Especial de Presupuesto, diputados de oposición ya han asegurado que esta no contaría con su apoyo.

«Nosotros como ARENA no creemos en impuestos, solo creemos en ahorros» dijo Alberto Romero, coordinador de ARENA.

Por su parte, Mario Ponce, del PCN expresó que ellos no apoyarían por el hecho que «no estamos de acuerdo con la propuesta de gobierno» y recordó que han presentado dos opciones las cuales no han sido tomadas en cuenta.

«Hemos propuesto el impuesto a los casinos y la emisión de los bonos y si hemos hecho contrapropuesta es porque no estamos de acuerdo» recalcó el legislador pecenista.

Ponce también pidio que las propuestas de su partido puedan ser vistas con más seriedad.