La aprobación de un impuesto al consumo y facturación de los servicios de telecomunicaciones o a las ganacias arriba de $500 mil estarían con el apoyo suficiente en la Asamblea Legislativa, y es que los partidos políticos FMLN y GANA estarían por llegar nuevamente a un acuerdo el cual podría concretarse durante la sesión plenaria de este día.

«Para responder a los desafíos del país es necesario elevar la recaudación tributaria», puntualizó la presidente de la Asamblea Legislativa y diputada del FMLN, Lorena Peña y agregó que espera hoy se llegue a un acuerdo.

Por su parte, el Partido Demócrata Cristiano (PDC) ha condicionado su apoyo a la aprobación de un nuevo tributo si se respeta a las clases bajas.

«Como demócrata cristiano  consideraríamos dar nuestro voto para un impuesto al consumo de telefonía si este es de 5% y no de 10% como propone el gobierno» dijo el diputado Rodolfo Parker.

Parker agregó que su voto se condiciona también a que se avale que los funcionarios contribuyan con parte de su sueldo para las labores de seguridad.

El diputado de GANA, Guillermo Gallegos, ha expresado que hay acercamientos y avances en cuanto a gravar las tarifas telefónicas ”el gobierno ha cedido por la contribución especial a las telefonías , han aceptado bajar la propuesta a 5″ %.

Los partidos ARENA y PCN se han mostrado enfáticos en negar cualquier apoyo a un nuevo impuesto. «Sería lamentable si se aprueba, hay formas de hacer llegar recursos a la seguridad sin aprobar más impuestos» aseguró el diputado arenero Ernesto Muyshondt.

«El PCN no está listo para dar votos por ningun impuesto» puntualizó el diputado Francisco Merino.

El día de ayer durante la presentación del presupuesto general de la nación para el 2016, la presidente de la Asamblea Legislativa Lorena Peña manifestó que el mismo es limitado y que no trae recursos para el plan «El Salvador Seguro» por lo que sería necesario «aprobar impuestos a las ganacias o consumo telefónico».