Tras conocerse la iniciativa del ejecutivo de la ‘contribución especial a la seguridad’ -misma que el ministro de Justicia y Seguridad Benito Lara llamó hoy como impuesto- esta no termina de convencer a algunos grupos parlamentarios, quienes no darían sus votos por dicha propuesta.

 Hoy en la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto de la Asamblea Legislativa, la presidente Lorena Peña se limitó a brindar el borrador de la ley a las distintas fracciones partidarias, para su respectivo estudio. La discusión, se daría la próxima semana.

 Además, hace pocos minutos, el Gobierno anunció que flexibilizaría su postura con respecto a cargar con un 10% del consumo de la factura telefónica, cable e internet a la población; a fin de minimizar el impacto económico en la población, a la vez que anunciaron una baja del 13% a la tarifa de llamada telefónica.

 De hecho, los mismos diputados del FMLN reconocen que la medida es impopular, pues afecta a los bolsillos de la población, pero el Plan El Salvador Seguro «necesita algún tipo de financiamiento», como señaló el diputado Blandino Nerio.