Luego de la instalación de los cinco nuevos magistrados, la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en pleno ordenó este viernes una remoción casi completa de los magistrados que integran la cuestionada Sala de lo Contencioso, señalada constantemente por retardar la justicia y emitir cuestionados fallos en los últimos seis años.

La corte decidió enviar a tres de los nuevos magistrados a dinamizar el trabajo de la sala y sobre todo agilizar los miles de expedientes pendientes de sentencia desde hace seis o siete años.

Dafne Sánchez, Paula Velásquez y Sergio Luis Rivera, fueron enviados a la Sala de lo Contencioso. Sánchez quien ha venido trabajando como consultora en un proyecto de ley Contencioso Administrativo será la presidenta de la Sala. Aún permanece del anterior periodo la magistrada Elsy Dueñas de Avilés.

Mientras el magistrado Leonardo Ramírez Murcia fue enviado a la Sala de lo Penal junto a los magistrados Doris Luz Rivas Galindo (presidenta) y José Roberto Argueta, quien pertenecía a la sala de lo Contencioso.

Mientras Oscar López Jerez fue enviado por corte plena a la Sala de lo Civil junto a María Luz Regalado y Ovidio Bonilla.

La Sala de lo Constitucional queda siempre integrada por los magistrados Armando Pineda, Florentín Meléndez, Rodolfo González y Belarmino Jaime.