El ministro de Hacienda, Carlos Cáceres presentó hoy el Presupuesto General de la Nación – contemplado en $4,860 millones – para el ejercicio fiscal 2016, ante la Asamblea Legislativa, para que sea estudiado y aprobado en el seno de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto.

Sin embargo, la presidente del congreso, Lorena Peña, argumentó que el presupuesto es limitado, pues no refleja todas las necesidades que requiere el país para solventar uno de los principales problemas que aqueja a la sociedad salvadoreña: la seguridad.

«El presupuesto es limitado. No trae recursos para ejecutar el ‘Plan El Salvador Seguro’, hasta que no aprobemos el impuesto a ganancias mayores de $500 mil y la contribución al consumo telefónico», sentenció Peña.

El plan creado dentro del Consejo de Seguridad y Convivencia Ciudadana necesita de $2,100 millones para su ejecución. De allí la necesidad, según Peña, de aprobar cuanto antes uno de estos impuestos para el combate a la criminalidad.

Si bien el presupuesto contempla un incremento para el rubro de Seguridad y Justicia, así como un incremento en los fondos de la Fiscalía General de la República ($19 millones), los recursos no son suficientes.

Mientras, el Órgano Judicial contempla un incremento en su presupuesto de $15 millones; el ejecutivo lo redujo en $16.5 millones. Educación, Salud y Justicia representa el 40%  del presupuesto.

Sin embargo, la diputada arenera, Ana Vilma de Escobar, dijo que el presupuesto está desfinanciado. «Tengo serias dudas de que la economías del país crezca 2.9% como prevé el ministro», aseguró. La vicepresidente del congreso añadió que «el presupuesto debe analizarse a la luz de las presiones fiscales que afronta el país».

De Escobar recordó que aún está pendiente por discutir la Ley de Responsabilidad Fiscal, que desde la legislatura pasada se encuentra pendiente de su discusión.

Además, el diputado de GANA, Guillermo Gallegos, aseguró que es muy prematuro brindar declaraciones sobre el presupuesto, pues lo acaban de recibir. «Es irresponsable estar comentando el documento, pues apenas lo acabamos de recibir», reaccionó.

Según el ejecutivo, el presupuesto refleja una disminución en el presupuesto de bienes y servicios, de $23 millones, quedando en $448 millones para el ejercicio fiscal 2016.

El proyecto contempla que $3,558 millones que están destinados al gasto corriente, $950 millones para pago de deuda y $549 millones para inversión.

Con el presupuesto, cada fracción legislativa realizará sus respectivas observaciones para que sea aprobado.