La diputada de ARENA, Patricia Valdivieso, presentó hoy una iniciativa para crear la «Ley de Registro de Información Genética», que permitiría instaurar un banco de datos de ADN que ayude a las investigaciones contra el crimen.

Según la congresista, con la iniciativa no se está pidiendo crear una nueva institución, sino sería el Instituto de Medicina Legal (IML) el encargado de tomar estas pruebas y almacenarlas.

«No estamos pidiendo crear más burocracia, el IML ya toma pruebas de ADN, pero las desecha. Debemos crear legislación para almacenar estas pruebas y ayuden a esclarecer delitos que tanto ocurre en el país», aseguró.

Valdivieso señala que de aprobarse la ley, se podrían utilizar como pruebas científicas ante un asesinato, violación o la identificación de personas desaparecidas. O pueden ser tomadas de manera voluntaria, para determinar paternidades, tal como sucedió con el caso de los recién nacidos intercambiados en un nosocomio privado. «Las pruebas de ADN son 99.9% seguras», añadió.

La diputada tricolor destacó que «una prueba de ADN tiene un costo de alrededor de $50», y que solo se tendría que invertir un millón y medio para instaurar el banco de ADN.

La iniciativa contempla incluir las huellas dactilares y otro tipo de información genética que los avances tecnológicos permitan tomar a futuro.

El registro tendría carácter de reservado y solo tendría acceso al él, la Policía Nacional Civil, la Fiscalía, el juez que así lo requiera y partes acreditadas en un proceso penal. La violación de la confidencialidad generaría penas administrativas y legales, según contempla la iniciativa.