El ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, justificó hoy la ‘contribución especial’ a las telecomunicaciones, aduciendo que se necesitan fondos para la operatividad del plan El Salvador Seguro.

Lara aseguró que la Superintendencia de Telecomunicaciones y Electricidad (SIGET) anunciará una baja en las tarifas telefónicas, por lo que «la contribución especial no golpearía a la población».

«Habrá una baja en las tarifas telefónicas del 13%, a pesar de aplicarse la contribución especial habrá bajas en la factura de consumo», mencionó Lara.

El ministro respondió a las críticas sobre el nuevo impuesto, asegurando se invertirá especialmente a la seguridad, y que no se utilizaría en otros rubros. «El Consejo de Seguridad tiene que informar cada tres meses cómo se estará utilizando la contribución especial», dijo.

Lara pidió el apoyo de todas las fracciones legislativas para aprobar «si no, este borrador de ley, al menos algo parecido», para tener el nuevo impuesto.

Salvo el partido oficial, ninguna fracción a comprometido sus votos para apoyar esta iniciativa. ARENA ha mostrado su rechazo al impuesto; GANA mantiene su postura de trasladar la contribución a las utilidades de las empresas telefónicas, mientras PCN y PDC quieren estudiar a profundidad la iniciativa.

Lara dijo que si los diputados no lo aprueban, «seguiremos impulsando la política, pero con grandes limitaciones. Ejecutaremos el plan ‘El Salvador Seguro’, a como de lugar.

El proyecto presentado por el Ejecutivo ingresará hoy a la Comisión de Hacienda del Parlamento donde los diputados decidirán la metodología a emplear para su estudio