El ministro de Hacienda, Carlos Cáceres presentó la tarde del jueves a la Asamblea Legislativa, la iniciativa formal para gravar con un nuevo impuesto a los usuarios de las telecomunicaciones en todas sus modalidades quienes deberán pagar un 10% de contribución adicional a su factura mensual por el servicio; dinero que será destinado para financiar el programa “El Salvador Seguro”.

El gobierno, que desde ya busca el apoyo de GANA y PCN para aprobar la iniciativa, asegura que esta es una contribución especial que pretende reunir unos $140 millones de dólares y que serían administrados por el Consejo Nacional de Seguridad.

“La contribución especial deberá ser pagada por los propietarios de los 10 millones de aparatos celulares que existen en el país y que a cambio recibirán una mejor seguridad”, aseguró el ministro Cáceres, al referir que la vigencia será durante un periodo de 10 años.

El gobierno ha venido sosteniendo falta de financiamiento para mejorar la operatividad y la eficiencia de los órganos correspondientes para poder enfrentar la violencia y combatir el delito en el país, principalmente el homicidio y aquellos relacionados con el patrimonio. Sin embargo, el Ministerio de Justicia y Seguridad registra una lenta ejecución presupuestaria y no ha utilizado millonarios préstamos aprobados en la Asamblea Legislativa.

La iniciativa que requiere únicamente de 43 votos para su aprobación y vigencia; será conocida el viernes durante la sesión plenaria semanal y se unirá a otra presentada por el diputado de GANA, Guillermo Gallegos.

El Plan El Salvador Seguro requiere de unos $2,100 millones de dólares para su ejecución en un periodo de cinco años.

Cáceres resto importancia a las posibles demandas de inconstitucionalidad que podría sufrir la nueva contribución especial. “Los enemigos de la justicia siempre presentarán sus demandas”, sentenció Cáceres.