Diputados reformaron ayer, durante la sesión plenaria, la Ley contra el Lavado de Dinero y Activos, en el sentido de aumentar la pena de tres a cinco años de cárcel a aquellas personas que no declaren que llevan consigo más de $10 mil en efectivo, o su equivalente en bienes muebles, giros o cheques.

Los 72 votos de los congresistas sirvieron para modificar el artículo 8, inciso «A», que penalizará la declaración inexacta de bienes, la posesión y transporte de dinero en efectivo, títulos valores o bienes cambiarios, que no sean de uso personal, iguales o que excedan los $10,000, serán delitos carcelables.

Hasta 5 años de cárcel

Pena por falsas declaraciones de bienes es la reforma a la Ley contra Lavado de Dinero

Además, la reforma estipula que las personas que ingresen al país, deberán llenar un formulario, especificando los bienes que lleva.

Hacerlo de forma fraudulenta o inexacta, también será penado con cárcel de tres a cinco años.