En la sesión plenaria, diputados de FMLN, GANA, PCN y PDC decidieron reorientar $20 millones provenientes de un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), cuya finalidad original es para apoyar “Proyectos de Inversión Productiva y Social”; con esta acción, el nuevo destino de los fondos en su mayoría será para el pago de la deuda política, es decir, los fondos que el Gobierno está obligado a pagar a los partidos políticos, según el número de votos que reciben en las elecciones.

De acuerdo a los resultados electorales el Ejecutivo debe distribuir $16 millones 809 mil 342.93 entre todos los partidos políticos que participaron de los comicios del pasado 1 de marzo; ARENA tiene derecho a una deuda política de $6 millones 861 mil 410.91; el FMLN recibirá $6 millones 338 mil 677.55; GANA $1 millón 645 mil 363.76; el PCN recibirá $1 millón 142 mil 858.76; el PDC obtuvo  $393 mil 241.15; mientras que Cambio Democrático (CD), $237 mil 953.94; Democracia Salvadoreña (DS), $81 mil 559.85; y el Partido Social Demócrata (PSD), $108,277.01.

La petición para desviar estos fondos fue presentada por el FMLN a solicitud del ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, que pidió a los diputados su aval para tomar $20 millones de un préstamo de cien millones para el “apoyo a proyectos de inversión productiva y social”.  De acuerdo a la misiva enviada por el Ejecutivo de los $20 millones tomados del préstamo, cuatro millones han sido destinados a Casa Presidencial y $16 millones se dirigirán al Ministerio de Hacienda, con el propósito de transferir recursos para cubrir compromisos adquiridos por el Estado, entre ellos, el cancelar el complemento de recursos financieros a partidos políticos que participaron en las elecciones de Diputados y Alcaldes 2015.

De acuerdo a la Constitución de la República, cada partido político tendrá derecho a recibir del Estado, una suma de dinero por cada voto válido que obtengan en las elecciones. La Ley de Partidos Políticos en su artículo 52 establece la metodología para decidir el valor económico de cada voto.

“La cuantía que se pagará por los votos de las elecciones indicadas será la cantidad que se pagó en la elección anterior para cada una de ellas, incrementada por la inflación acumulada, reconocida por el Banco Central de Reserva, que se haya producido durante el período entre cada una de las elecciones de que se trate”, reza la ley de partidos políticos.

Ante esta premisa, se definió que el valor del voto en las pasadas elecciones de marzo fue de $2.81 para diputados y en $2.10 para concejos municipales.

El partido ARENA  fue el único que no dio votos para esta reorientación, aduciendo que con esta acción el gobierno incumple sus obligaciones, “la deuda política debe salir de los recursos propios de hacienda no de préstamos que tienen como finalidad el desarrollo social”, dijo la diputada Milena Calderón. Sin embargo, el partido tricolor no definió si pese a ello aceptarán los seis millones que le corresponden.

De acuerdo a lo pedido por el Ejecutivo, los 20 millones serían distribuidos así:  $4 millones para la “Dirección y Administración Institucional”, que está dirigida por Casa Presidencial y en el caso de Hacienda, que se transfieren $16 millones se especifica tomar $6.1 millones para cumplir con el compromiso del pago de deuda política; $5 millones 63 mil 10 para pago de contribuciones a organismos internacionales de los cuales El Salvador forma parte; y $4 millones 836 mil 990 se destinarán para el “Financiamiento de contrapartidas para el FOMILENIO II”.

votos-01