El fiscal general de la República (FGR), Luis Martínez, solicitó a los diputados de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, reformar la Ley de Intervención de las Telecomunicaciones, con el fin de poder en el anticipo de prueba, intervenir telefónicamente mientras se tramita autorización de juez.

Esta reforma no es bien vista en primera instancia por los diputados de ARENA y FMLN, quienes tienen sus dudas sobre la aplicabilidad de la misma, y consideran que puede violentar algunos derechos de los ciudadanos, ya que consideran que sería otorgarle poderes extras a la Fiscalía.

“Nos preocupa exista una violación al derecho a la intimidad de la población» dijo el diputado efemelenista Jaime Valdés, quien además explicó que tal como lo solicita el fiscal, de ampliar la intervención telefónica a otros actores que intervienen en la comisión de un delito, ya se permite.

Por su parte, el diputado de ARENA, Ricardo Velázquez Parker señaló que el fiscal general busca poderes ilimitados al querer ampliar facultades, lo cual para el  legislador puede ser contraproducente. “Estas reformas pueden ser peligrosas,  pueden crear un súper fiscal y yo no creo en súper poderes para nadie” sentenció.

Además, Mario Tenorio de GANA aseguró que es necesario revisar las propuestas ya que considera que la ley de escuchas telefónicas ha dado buenos resultados. Los legisladores acordaron citar para el próximo 7 de septiembre al fiscal Luis Martínez para que explique con mayores detalles las reformas que solicita.

Tenorio explicó que por tratarse de un tema sensible a la lucha contra la criminalidad la reunión con el fiscal general será privada.