III Entrega de IV

Las reformas en todo sistema previsional siempre deben revisar elevar el porcentaje que aportan los trabajadores;  elevan  la edad de retiro; pero además bajan el porcentaje de pensión. Es como los parámetros básicos de toda reforma.

René Novellino, Director Ejecutivo de ASAFONDOS explica que el  objetivo de la reforma debe ser perfeccionar el sistema de pensiones, asegurándoles a todos los trabajadores un ingreso sustituto para cuando se jubile y abandone la edad productiva. En el único punto donde interviene el tema fiscal es como el Estado debe pagar la deuda contraída del ISSS e INPEP.

La reforma del sistema, según explica Novellino, debe  encontrar un mecanismo sostenible para que el Estado honre la deuda del  ISSS  e INPEP para las personas que cotizaron con estas instituciones;  que se cuente con estos recursos pero que no implique un perjuicio para con otro grupo poblacional  y asegurar que todos los trabajadores que están  ahorrando en las cuentas individuales, obtengan una pensión suficiente para cubrir gastos de vida cuando llegue el momento.

 Pensiones representan el 2% del presupuesto del Estado.

La tesis que el pago de las pensiones presionan las finanzas públicas comienza a desvirtuarse cuando se observa evolutivamente el aporte anual del Estado al sistema previsional en el país, el cual no sobrepasa el 2% del presupuesto nacional.

2%

El aporte del Estado al sistema provisional en el presupuesto nacional

 

La deuda pública con el sistema de pensiones a través de la figura del fideicomiso alcanza los $3, 170.6 millones de dólares, pero no todo sirve para pagar pensiones, el gobierno  utiliza este dinero para pagar deuda con organismos financieros internacionales o para el gasto corriente. Por ejemplo, en 2007 el gobierno erogó al SAP $53, 251, 445 millones lo que representaba solo un 1.63% del presupuesto en ese año.

$3, 170.6 millones

La deuda pública con el sistema de pensiones a través del fideicomiso

Para el año 2009,  el gobierno eleva a $100 millones 244 mil 355 lo que entrega al SAP a través del presupuesto y esto solo representa  un 2.08% del presupuesto; ya para 2013 el Estado entrega al sistema un 2.2% del presupuesto general lo que equivale a unos $101 millones  477 mil 228  dólares. En total el  Estado ha pagado al SAP unos $ 662 millones 322 mil 262 dólares; desde la creación del Fideicomiso.