II Entrega de IV

En la actualidad, según informes de Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones (ASAFONDOS), un 59% de la deuda pública están en CIP tipo A los cuales devengan una tasa de interés  del 1.2% y el 41% están en CIP tipo  B, los cuales tienen una tasa de interés del 7.9%.

59%

De la deuda pública está en los Certificado de Inversión Previsionales (CIP)

Los tipo B son las compra de títulos valores o bonos que el SAP adquiere cuando hay una emisión por parte del Ministerio de Hacienda.

 ¿Pero por qué se creó un fideicomiso de obligaciones previsionales?

 La respuesta no es tan compleja. En 2002, se agotaron las reservas para pagar las pensiones del ISSS e INPEP, que solo eran de unos $343 millones de dólares;  duraron  únicamente 4 años  y las obligaciones contraídas o el déficit era hasta ese año de  $11 mil  millones de dólares. En pocas palabras, el anterior sistema tenía un déficit original de unos $10 mil 999, 657 millones de dólares.

$11 mil millones

Es el déficit acumulado del viejo sistema de pensiones (ISSS e INPEP)

El problema de la falta de reservas no es del sistema de ahorro individual, mucho menos de los trabajadores que cotizan.  El gobierno traslada al sistema un problema que se establece desde la creación del INPEP en  1975. Los trabajadores venían cotizando entre el 9 al 12%; estos  activos pasaban a un fondo común y con una cotización mínima acumulada durante quince años se accedía a una pensión correspondiente al 100% del salario devengado los últimos 3 años.

La pensión era el resultado de una baja cotización, durante un periodo corto  y con el derecho a una  pensión completa.

Además en estos años, los últimos 30 del siglo pasado se hicieron parámetros mal calculados sobre aspectos demográficos que no eran  sostenibles en el tiempo.