La creación de un impuesto que permita que el 10 % de las ganancias que facturan las compañías telefónicas sean destinadas para programas de apoyo a las tareas de seguridad, fue presentado hoy por el partido Gran Alianza por la Unidad (GANA), a la Asamblea Legislativa.

El diputado Guillermo Gallegos explicó que se busca crear un fondo similar al FOVIAL,  que sería manejado por un consejo formado por los ministros de Hacienda y Seguridad,  representantes de las iglesias católicas y evangélicas,  y miembros del Concejo de Seguridad.

«Buscamos que $12 millones mensualmente entren a este fondo y en el año sean $144 millones que puedan usarse para fortalecer la seguridad», dijo.

De acuerdo al legislador del partido naranja, las empresas telefónicas que están en el país tienen un ingreso anual de $1,100 millones al año.  Al consultar si las empresas de telefonía verían con buenos ojos este tributo, fue enfático en decir «al que le toca por decir alguna manera sufrir esta reforma no va estar de acuerdo pero así son las cosas».

Además aseguró que será el gobierno quien velará porque el impuesto nose traslade a los usuarios en caso de ser aprobado.

Finalmente, Gallegos dijo esperar que su propuesta pueda ser aprobada antes de finalizar el presente año,  pues a pesar que no reveló nombres, dijo que hay partidos políticos que la apoyan.