La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia nombró como grupos terroristas a la Pandilla ‘Mara Salvatrucha’ o MS  y a la mara Barrio 18 o mara 18, así como a todos aquellos que colaboren con ellos en actividades delincuenciales.

«En consecuencia, sus jefes, miembros, colaboradores, apologistas y financistas, quedan comprendidos dentro del concepto de ‘terroristas’ en  sus  diferentes grupos y formas de participación e independientemente de que tales grupos armados u organizaciones delictivas  tengan  fines  políticos,  criminales,  económicos  (extorsiones,  lavado  de  dinero,  narcotráfico, etc.)», reza la sentencia.

Entre las consideraciones que la Sala tomó para declarar como grupos terroristas a las pandillas, la sentencia dice que estos grupos criminales «en su  accionar,  realizan atentados  sistemáticos  a  la  vida,  seguridad e  integridad personal  de  la  población,  incluidos  contra  las  autoridades  civiles,  militares,  policiales  y  penitenciarias;  contra  la  propiedad,  mediante  la  ejecución  de  delitos  de  extorsión  a  personas  naturales  o  jurídicas; vulneraciones  al  derecho  de  todo  ciudadano  de  residir  en  cualquier  lugar  del  territorio,  obligándoles  a abandonar  sus  residencias  mediante  amenazas;  en  contra  del  derecho  a  la  educación,  puesto  que  se obliga a la deserción de estudiantes, debido al temor de ser víctimas de aquellas organizaciones».

Además la Sala consideró que «afectan al  libre  tránsito,  debido  a  que  hay  zonas  específicas  donde  ciertas  personas  no  pueden  circular,  bajo riesgos de asumir atentados en contra de su vida».

Dicha sentencia fue firmada por los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional.