Diputados apoyaron de forma unánime una serie de reformas a la Ley del Sistema Penitenciario, a fin de regular y controlar con rigurosidad las visitas que reciben los reos y evitar así,  se cometan y ordenen desde el interior de los penales,  hechos delictivos.
La iniciativa,  que fue aprobada con 78 votos,  regula entre otras cosas el régimen de visitas íntimas, ahora deberá comprobarse  el vínculo legal o de pareja de la persona que llegue a visitar a un reo; además se suprime la visita íntima nocturna,  quedando establecido esta únicamente en horarios de 8:00 am a 5:00 PM. y el tiempo de este encuentro será limitado a dos horas.
Además,  será prohibido para el interno cambiar el nombre de la pareja que realiza esta visita íntima, hasta pasar un año desde su último encuentro.
Otra de las medidas consiste en que las visitas familiares o generales, deberán poseer un vínculo consanguíneo, de afinidad o amistad comprobable y el listado de la misma no podrá excederse de cinco personas, las cuales,  al igual que las visitas íntimas,  no podrá cambiarse hasta pasar un año.Además se facultad a la administración de los centros penales a suspender de forma parcial o total las visitas a aquellos reos que se les compruebe su participación en actos delictivos.

Actualmente,  el sistema penitenciario nacional alberga a más de 30 mil reclusos y su capacidad real es para 9 mil reos,  es decir existe una sobrepoblación de 21 mil privados de libertad.
De acuerdo al diputado Misael Mejía estas reformas generarán mayores mecanismos de control. «Estas medidas son parte de las herramientas para el combate y prevención del delito» señaló el diputado efemelenista.
Mientras,  el diputado arenero Rodrigo Ávila aseguró que «es imperativo que se controlen más las cárceles para así poder controlar los hechos delictivos».