Para analizar la viabilidad de la aplicación de un estado de sitio focalizado, los diputados de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales citarán la próxima semana al ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, y al Ministro de Defensa, David Munguía Payés.

Ante el incremento de homicidios registrados en las últimos meses, algunos diputados consideran que una medida que pueda contrarrestar la ola delincuencial y asesinatos es la implementación de Estado de Excepción focalizado en los municipios de mayor peligrosidad en el país.

«Es una medida extrema pero realmente se necesita que creo daría resultado, se perseguiría a los delincuentes a los que están agrupados ilícitamente, principalmente mareros», dijo Guillermo Gallegos, de GANA.

El Estado de Excepción se refiere al régimen declarado por un gobierno en situaciones de crisis y que contempla la suspensión de derechos fundamentales para la población, como la libertad de tránsito.

Gallegos ha propuesto a la comisión que los municipios de Apopa y Zacatecoluca sean incluidos en un plan piloto para decretar estado sitio o régimen de excepción.

El PCN se mostró a favor de la implementación de esta medida, aunque apoyo se escuche la opinión de los encargados de la seguridad del país.

«Estamos de acuerdo con esta petición, hay que escuchar a las autoridades que serán las encargadas de aplicarlo» dijo el diputado pecenista Antonio Armendáriz.

La redacción del proyecto en estudio deja en manos del Ministerio de Justicia Seguridad la aplicación de los estados de excepción, algo que el partido ARENA no considera oportuno. «La redacción es muy abierta y no se puede dejar a discreción del ministro de Seguridad esto puede ser contraproducente», señaló Ricardo Velásquez Parker.

Pese a considerar que es una medida extrema, los legisladores consideran que esta medida podría ser una oportunidad para que el Estado retome el control de algunos territorios y se reduzca la operatividad de las pandillas.