Luego que el pleno legislativo conociera ayer la iniciativa del gobierno para contraer un nuevo préstamo por $40 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fondos que serán destinados para el programa de Corredores productivos, a desarrollarse en la zona costero marina del país, como parte del FOMILENIO II, Arena condicionó dicha aprobación, hasta conocer quién ejecutará el proyecto.

«Necesitamos toda la información sobre quién va a desarrollar el proyecto específicamente, solo así nosotros (Arena) daremos nuestros votos para la ratificación», manifestó la diputada tricolor Milena Calderón de Escalón.

Según la parlamentaria, la principal preocupación de su fracción es la gran cantidad de préstamos aprobados al Gobierno, y que no hay un seguimiento de ejecución de los mismos. Arena dio sus votos para autorizar al Estado la negociación del préstamo el pasado 9 de abril.

Calderón de Escalón dijo que a raíz del informe de labores del Ministerio de Hacienda, brindado por Carlos Cáceres ante el pleno, hace una semana,  se constata que muchos préstamos aprobados no están en ejecución.

«Hay muchos préstamos que están parqueados, y que todavía no han sido utilizados, no queremos que eso siga pasando», mencionó la diputada arenera.

Arena tiene la llave para la mayoría calificada, sus 35 diputados en el congreso obligan al FMLN a buscar acuerdos y entendimientos para estas aprobaciones.

 

 

El empréstito fue suscrito entre el gobierno y el BID, el pasado 20 de mayo, y requiere la ratificación del congreso para hacerse efectivo.