Noventa y cuatro maestros que padecen distintas enfermedades terminales, se verán beneficiados con un subsidio temporal que fue avalado hoy por la Asamblea Legislativa.

De acuerdo al decreto se otorgará un subsidio equivalente al mismo salario que ya devengan los docentes que opten por esta opción.

«Es lamentable que maestros lleguen enfermos a dar clase, este decreto se da por humanidad» dijo el diputado del PDC Arnoldo Marín.

De acuerdo a lo aprobado, no podrán gozar de esta prestación los docentes que ya se encuentran pensionados, con el fin de que no exista doble erogación de fondos por parte del Estado.

Por su parte, el Diputado Yohalmo Cabrera expresó que esta acción «es un acto humano que dignifica la vida de los maestros».

Para que los maestros tengan acceso a este beneficio deberán presentar un diagnóstico médico del Instituto de Bienestar Magisterial (ISBM), entidad que además deberá informar a las autoridades dos veces al año sobre el estado de salud de los docentes beneficiados.

La medida que contó con el apoyo de todos los grupos parlamentarios pretende que los docentes no interrumpan sus tratamientos médicos y puedan cumplirlos desde sus hogares.