Sin referirse de forma concreta en cómo enfrentará los principales desafíos de su administración, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, cumplió este lunes lo establecido por la Constitución al cumplir un año de su gestión.

Con una mayor expectativa por conocer como enfrentará las complejidades en seguridad, economía y educación; el presidente se comprometió en reiniciar la construcción de la presa el Chaparral, dos plantas de geotermia, y en continuar fidelizando la promesa “un niño una computadora”, donde espera entregar este año 50 mil computadoras.

Sánchez Cerén destacó la reducción del 32% en la factura eléctrica, la entrega de 400 mil paquetes agrícolas y la colocación de $452 millones en créditos por la banca estatal.

“Hemos combatido unas 200 estructuras de pandillas y detenido a más de 10 mil pandilleros, así como trasladado a unos 2 mil reos a diferentes cárceles”, resaltaba el mandatario.

Ya para este momento que el presidente pronunciaba su discurso en la Asamblea ante los diputados, al menos 12 salvadoreños habían perdido la vida en las primeras horas del lunes.

Destacó el plan «El Salvador Seguro» diseñado por el Consejo Nacional de Seguridad, el cual se desarrolla en 10 municipios de los 50 más violentos del país.

El mandatario aseguró que trabaja incansablemente por alcanzar los grandes acuerdos de nación que permitan resolver los principales problemas y que el país avanza en el camino correcto. Citó como ejemplo, la economía, donde resaltó un crecimiento del 2% el año anterior y la previsión de aumentar 2.5% durante 2015.

Su gobierno, según lo enumerado ante los diputados,  ha desarrollado 448 obras de infraestructura por unos $363 millones de dólares y le llena de confianza el inicio de FOMILENIO II, en el que prevé invierta 365 millones en la zona marino costera.

“Gracias a la política social, El Salvador se ubica como el segundo país con menor desigualdad en América Latina; la pobreza disminuyó del 24.9% al 20%; mientras que la pobreza extrema bajo del 10.5% al 6.2%”, refirió.