Mientras los partidos políticos en la Asamblea dilatan la discusión y el análisis de la nueva tasa de interés para los  fondos que el gobierno utiliza del fideicomiso de pensiones; el secretario técnico Roberto Lorenzana, confirmó hoy que el gobierno utilizara $100 millones más de los fondos provenientes del aporte de los trabajadores.

Lorenzana dijo que el gobierno que encabeza Salvador Sánchez Cerén, busca financiar parte de las obras de ampliación del aeropuerto internacional con dinero proveniente de los fondos de pensiones por las cuales el Estado paga solamente un 1% como tasa de interés.

El Fideicomiso de pensiones permite al Estado ocupar hasta el 45% de los fondos ahorrados por los trabajadores para su retiro. Sin embargo, solamente paga como tasa de interés un 1%; cuando negocia títulos en el exterior paga una tasa entre el 7.2% y el 7.6% de interés.

La Sala de lo Constitucional emitió una resolución para que la Asamblea Legislativa fije una nueva tasa de interés para los fondos, sin embargo los partidos dilatan la decisión.

El lunes la comisión de hacienda acordó citar para la próxima semana a una serie de entidades involucradas en el manejo de los fondos, así como la superintendencia de pensiones.

Norma Guevara diputada del FMLN recordó que fue ARENA quien aprobó la ley de pensiones en la década de los 90 y posteriormente la figura del fideicomiso en busca de fondos frescos que le permitieran enfrentar el gasto fiscal.

El fideicomiso permitía al Estado ocupar hasta el 35% de los fondos; sin embargo una reforma en el primer gobierno del FMLN, encabezado por Mauricio Funes amplio el porcentaje hasta el 45% de los fondos.

La Fundación Guillermo Ungo advirtió en 2014 sobre el riesgo de caer en pobreza de miles de salvadoreños cuando abandonen el mercado laboral, ya que más de un 60% no aportan al fondo de pensiones, pero además el restante 23% que sí lo hace no lograra acumular lo suficiente para enfrentar el costo de la vida, producto en parte por la baja tasa de rentabilidad.