Carlos Cáceres, ministro de Hacienda, anunció hoy ante los diputados de la Asamblea, que el gobierno estudia la posibilidad de aplicar un nuevo impuesto a la seguridad, ante la decisión de la Sala de lo Constitucional de detener la colocación de unos $900 millones de dólares en eurobonos.

Al momento de rendir su informe anual de labores ante la Asamblea, Cáceres aprovechó para anunciar que el gobierno busca alternativas para financiar las acciones de seguridad pública ante el recrudecimiento de la violencia que aumento el promedio de homicidios por día.

“Esta no es una revancha, sino se aprueban los $900 millones, la necesidad de fondos va a suplirse y no solo con impuestos”, sostuvo Cáceres.

El funcionario dijo que luego de la resolución se estudiarán diferentes medidas que buscarán generar más ingresos al Estado.

Rolando Mata, diputado del FMLN, aseguró que sí la Sala de lo Constitucional se niega a contribuir con el gobierno, entonces debe abrirse el abanico de posibilidades para recaudar fondos.

Por su parte, el diputado Rodrigo Ávila, de ARENA, expresó que antes de pensar en el impuesto de la seguridad, hay que revisar qué cosas se pueden hacer sin dinero, como por ejemplo, reordenar las cárceles.

El gobierno logró en abril pasado, la aprobación de $900 millones de dólares en emisión de títulos valores; un 35% del monto serviría para pagar deuda de corto plazo o letes. El restante 65% el gobierno indicó que lo ocuparía en seguridad ($100 millones) y en inversión social.

El debate se genera justo cuando el ministro Cáceres confirmó que los ingresos fiscales aumentaron en 1.6% durante el 2014. La recaudación se estimó en uno $4,956.2 millones de dólares.