Magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) comparecieron hoy a la comisión de reformas electorales del parlamento para explicar la denuncias sobre anomalías en el proceso electoral del pasado uno de marzo.

Las pasadas elecciones de alcaldes y diputados para Asamblea Legislativa y Parlamento Centroamericano (PARLACEN) se vieron llenas de anomalías, que iban desde problemas en el sistema de transmisión de datos, hasta actas con número erróneos, que conllevó a que el proceso para conocer a los nuevos funcionarios se prolongara por más de un mes.

El presidente del TSE, Julio Olivo, fue enfático en decir que la asignación presupuestaria tardía y las resoluciones de la Sala de lo Constitucional fueron de los principales factores influyentes en fallas de proceso.

«Las resoluciones de la Sala se dieron una vez abierto el proceso electoral, resultaron inconvenientes y en ningún lado se pueden cambiar las reglas ya abierto el mecanismo» expresó Olivo.

Agregó que la falta de una legislación sobre voto cruzado ocasionó más retrasos en el desarrollo del plan electoral.

«Uno de los retos para nosotros fue legislar sobre el voto cruzado. No nos correspondía y lo hicimos por el bien del país», argumentó Olivo.

El diputado Mario Ponce, del PCN, expresó que en este caso hubo una «culpa compartida, nosotros no legislamos y ustedes no emitieron las decisiones adecuadas».

Y dio el respaldo para trabajar en una solución que evite estos problemas a futuro «Hay que trabajar en construir una reforma que haga más fácil el conteo de votos y que dé seguridad jurídica al proceso» agregó el legislador pecenista.

Una de las primeras acciones a tomar será crear una ley orgánica para el TSE, ya que actualmente se cuenta con un reglamento interno que se vio desfasado en estas elecciones.

Por su parte Mario Tenorio, de GANA, aseguró que «el voto cruzado fue algo que nos tomó a destiempo, fue un giro de timón al TSE y ahí se presentaron falencias». Al mismo tiempo acusó a la Sala de lo Constitucional de extralimitar sus alcances.

«La Sala se ha dado gusto emitiendo parámetros en materia electoral, no han tenido límites» acotó Tenorio.

Mientras, ARENA acusó de poca humildad al TSE al momento de enfrentar la situación. «Los pormenores en el proceso electoral hubiesen sido más fáciles si hubiese existido un poco de humildad» dijo el diputado Alberto Romero, jefe de fracción tricolor.

Romero también dijo que «La Asamblea y el TSE debemos iniciar un nuevo proceso de reforma electoral que le debemos al país».

Legisladores y magistrados se comprometieron a trabajar en reformas que permitan un reingenieria en las funciones del TSE, a fin de llevar las elecciones del 2018 de la mejor manera.