Los diputados del Partido de Concertación Nacional (PCN) rompieron la noche del jueves el aparente equilibrio entre el bloque oficial y la oposición parlamentaria; y terminaron plegándose a los 42 diputados que sumaban el FMLN y el partido GANA.

Luego de reuniones bilaterales entre los grupos parlamentarios, el PCN decidió firmar el protocolo de entendimiento sin agregar ninguna cláusula de reserva y manteniendo 3 cargos en la conformación de la junta directiva.

Con el escenario en contra, ARENA intentó negociar directamente con el FMLN ofreciéndole la presidencia durante todo el periodo legislativo a cambio de cinco espacios en la junta directiva y proponiendo solo 2 espacios para el PCN. ARENA,  obviamente, intentaba golpear el bloque oficial. Al final su intento se frustró.

Producto de lo anterior, ARENA no apoyó a Guillermo Gallegos como presidente de la Asamblea en el periodo compartido y tampoco apoyo ninguna propuesta de GANA. El partido naranja respondió de igual manera.

Mientras, la actitud de ARENA hacia el PCN dejó sus consecuencias. Francisco Merino, Serafín Orantes y Antonio Almendáriz se abstuvieron de apoyar a los directivos de ARENA.

Así, mientras ARENA y GANA se abstenían recíprocamente, algunos diputados del  PCN hacían lo mismo con el partido ARENA.

Los diputados del FMLN se limitaron en observar y en celebrar retener el control del legislativo y en consolidar el bloque oficial ahora con la incorporación plena del PCN.