Regulación de viajes al exterior por parte de funcionarios, protocolo de entendimiento y transparencia en la labor legislativa son algunos aspectos que abordamos con el diputado Rodolfo Parker secretario general y diputado por parte del Partido Demócrata Cristiano

 

¿Cómo describe o cataloga el protocolo de entendimiento que regirá la legislatura 2015-2018?

 Es un hecho que ya pasó, no fue grato, nosotros hubiéramos abogado como lo hicimos constar en nuestra declaración unilateral de inconformidad, con un protocolo que no recogió el consenso que el pueblo salvadoreño demandó en la elección recién pasada, ese era el camino que a nuestro parecer era correcto, es decir que hubiera demandado el acercamiento, el consenso entre los dos partidos mayoritarios, por ello abogamos nosotros, no para cargar de cuotas partidarias a ambos partidos, sino para buscar que se construya una verdadera agenda de país, donde se resuelvan los problemas de la enorme inseguridad, siguen habiendo alrededor de 15 muertos diarios y como que nada pasa, la vida debe ser protegida como tal y no se están tomando las medidas que corresponden para ello se necesitan los consensos, la situación económica realmente es un desastre, se necesitan los consensos, los incentivos que sean necesarios para realmente promover riquezas que nos permitan mantener los programas sociales, que nos permitan pagar las pensiones, de lo contrario los recursos se acaban y quien termina más afectado son los grupos más vulnerables de El Salvador, ese consenso es indispensable no se logró, y pues, tenemos que caminar con lo que tenemos.

¿En base a ello considera que el protocolo de entendimiento tal como fue aprobado busca anular cualquier tipo de expresión de oposición, es decir si no estoy a favor de este protocolo estoy fuera?

Francamente no creo que esas hayan sido las intenciones, más bien, la intención habría sido una perspectiva sesgada de que para tener gobernabilidad era nada más de amarrar determinados números, independientemente de que pudo haber sido más tedioso el otro camino, pero sin lugar a dudas con mejores frutos.

¿Hablando de números, el caso de PDC, va a acompañar, se convertirá en el voto 36 de ARENA o analizará de forma separada las propuestas de proyectos de ley o decretos que se busquen aprobar?

Ayer como hoy, la Democracia Cristiana mantiene una posición propia, independientemente de las posiciones de los demás, es decir nosotros estamos claramente inscritos en la búsqueda del bien común, cuando sostenemos una posición si esta llega a coincidir con el FMLN o llega a coincidir con ARENA, es simplemente porque las posiciones de estos partidos coinciden con la nuestra, pero nosotros no estamos aparejados ni de vagón de tren de ninguna fuerza política y así seguiremos manteniéndonos con mucha dignidad.

Y para mucha honra hemos promovido iniciativas que han resultado exitosas, si tomamos el área de seguridad ciudadana, la única medida exitosa que llegó a funcionar es la creación de los jueces especializados, la ley que los creó y esa fue iniciativa y puño y letra del Partido Demócrata Cristiano; cuando hemos promovido medidas en favor de la familia del fortalecimiento de la institución familiar en protección de la mujer, de la niñez, de la adolescencia, han sido iniciativas propias de la democracia cristiana que también nos hacen sentir muy orgullosos, para muestra un botón, en su momento se recogía por parte de la Procuraduría General de la República cerca de un millón de dólares al año en cuotas familiares y a raíz de las reformas promovidas por la democracia cristiana hoy se recogen alrededor de $20 millones al año, siendo alrededor de 30 mil niños beneficiarios cada año de este tipo de medida, eso genera un impacto social y eso genera un verdadero cambio social, había problema en el reconocimiento de los hijos naturales, revertimos la carga de las prueba en favor de la mujer, eso está produciendo también una situación favorable para la niñez y para la mujer salvadoreña y así podríamos seguir enunciando iniciativas y medidas que la democracia cristiana dentro de su doctrina, dentro de sus programas y plataforma impulsamos de tal forma que tanto en materia de familia, en seguridad ciudadana, en materia económica, es decir hemos promovido iniciativas propias y como digo seguiremos en esa ruta.

 

En cuanto a transparencia el periodo legislativo pasado la Asamblea Legislativa fue muy criticada en esta área y específicamente en lo relativo a los viajes, ustedes han presentado una propuesta para regular las misiones oficiales fuera del país. ¿En qué consiste esta propuesta?

 

Bueno es partiendo de una legítima reclamación ciudadana y de la misma situación socio económica de El Salvador, no se puede seguir ostentado cargos públicos en la idea que eso habilita rutas turísticas, en eso se ha terminado cayendo, hay que decirlo tal cual. La medida que hemos impulsado y que esperamos que esta vez los partidos políticos la acompañen porque no es primera vez que impulsamos una medida de esta naturaleza,  lo hicimos hace tres años y la tienen durmiendo en el sueño de los justos, esta vez esperamos el respaldo, pero lo que busca es que los funcionarios públicos, entendiéndose por tales todos aquellos que hacen función pública con capacidad de decisión tanto del Órgano Legislativo como el Órgano Ejecutivo y Judicial, estén sujetos a determinadas, no restricciones, sino que modalidades para integrar misiones oficiales de viajes al extranjero.

Primero tienen que a ver un motivo en cuanto a logros y metas trazadas en la misión oficial, segundo, que debe dar un informe de cuáles habrían sido los resultados del viaje que sean en beneficio directo de la población salvadoreña o en cuanto a la representatividad que se ejerce por el fortalecimiento de las relaciones de los estados o de las instituciones de los mismos.

Ponemos si algunas restricciones como por ejemplo que los funcionarios no integren más de tres misiones oficiales en el curso de un mismo año calendario, en el caso del Órgano Ejecutivo que le corresponde al presidente dirigir las relaciones exteriores tendrían, obviamente por Constitución de la República, mayor flexibilidad.

Es decir es una ley que lo que busca es que no se haga de las misiones oficiales turismo.

¿Considera que el momento es el adecuado para obtener el apoyo, los votos para aprobar una ley como esa?

Yo espero que sí, ha habido mayor conciencia ciudadana y a través de esta mayor conciencia un mayor reclamo de lo que ocurre y eso reta los entornos y obliga a que esos entornos sean cambiados.