Luego de instar a las organizaciones afines, a  sindicatos y Ong´s del país a estar pendiente del actuar de 4 magistrados de la Sala de lo Constitucional el pasado uno de mayo, el FMLN confirmó hoy que busca que las futuras resoluciones de la sala se tomen con los votos de todos los miembros para que tengan validez y aplicación constitucional.

Luego de la reciente resolución de posponer la instalación de 24 diputados por San Salvador mientras el Tribunal Supremo Electoral realiza un recuento de votos;  el partido oficial ha retomado las expresiones públicas para intentar desestabilizar y desarticular la composición del tribunal constitucional.

En lo más reciente, Medardo González el secretario General del FMLN confirmó esta mañana que buscan “medidas para detener las acciones de los magistrados de la Sala de lo Constitucional”.

Una de estas medidas es acelerar el recuento del TSE para lograr finalmente la instalación de la legislatura para modificar la ley y que las resoluciones se tomen con la unanimidad de los magistrados, o sea por 5 votos. El bloque oficial eligió el año anterior al ex gerente legislativo Armando Pineda como una forma de intervenir en el trabajo de la sala, ante la fallida intención de ocupar el órgano de justicia con la llegada de Salomón Padilla.

Pineda sería la garantía para el bloque oficial, de evitar futuras resoluciones de la Sala.

Los cuatro magistrados restantes Sidney Blanco, Florentín Meléndez, Rodolfo González y Belarmino Jaime, fueron electos para nueve años y concluyen en 2018.

El FMLN mantiene que las resoluciones de la Sala favorecen a los grandes grupos económicos empresariales y al partido ARENA, porque genera caos e ingobernabilidad y desestabiliza el país.

El FMLN pidió el fin de semana a los movimientos sociales, partidos políticos y organizaciones no gubernamentales que exijan que se respete las instituciones surgidas de los acuerdos de paz.