Bajo la premisa de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) es la máxima autoridad en materia electoral, el presidente del organismo colegiado, Julio Olivo, aseguró que podrían «inaplicar» la resolución de la Sala de lo Constitucional que ordena el recuento de votos para diputados en San Salvador.

«Si viola la Constitución de la República y el Código Electoral podemos inaplicarla con responsabilidad de los magistrados de la Sala de lo Constitucional», señaló Olivo.

Esta postura es también apoyada por los magistrados Miguel Cardoza y Ulises Rivas, quienes no consideran «oportuna» la resolución de la sala.

De hecho, el magistrado Cardoza afirmó que el TSE no cuenta con más fondos para realizar este conteo de votos de 2872 JRV de San Salvador.

Por su parte, el magistrado Fernando Argüello aseguró que el TSE debe acatar la resolución de la sala, porque de no hacerlo, podría pasar «cualquier cosa con los diputados electos de San Salvador»

«Existen dudas sobre la resolución, y por ello debemos pedir aclaración a la sala, pero definitivamente debemos acatarla»,  dijo.

Mientras, la magistrada Guadalupe Medina reiteró que debe realizarse el recuento de votos a la mayor brevedad posible.

«Debemos de definir la logística para contar voto por voto e iniciar de inmediato», afirmó.

Hasta el cierre de esta nota, los magistrados se encontraban reunidos con la fiscal electoral, Rosy Alvarado, evaluando las implicaciones de la resolución.