Mientras el Tribunal Supremo Electoral (TSE) entregaba las credenciales a los diputados electos en las elecciones de marzo pasado, la Sala de Constitucional dio a conocer una resolución ordenando a los magistrados del TSE realizar un recuento de votos en el departamento de San Salvador y  la anulación del escrutinio final de diputados en la capital.

De acuerdo a la resolución el TSE tiene un plazo de siete días a partir de hoy para realizar un nuevo conteo de votos y definir finalmente quiénes serán los nuevos diputados por San Salvador.

En cuanto al acto de entrega de credenciales los magistrados de la Sala de lo Constitucional le otorgan una validez, sin embargo aclaran que las mismas serán de carácter provisional, “puesto que el recuento de votos puede provocar cambios en el número de votos válidos en dicho departamento, en el cociente electoral, los respectivos residuos, y por ende, en la asignación de escaños.”, reza parte de la sentencia.

Los magistrados le han dado hasta el 21 de abril al TSE para que entregue los resultados del nuevo conteo. Este tendrá que ser «público, transparente»  y debe ser supervisado por la Fiscalía General de la República, según la resolución.

Los recursos aceptados pertenecen a los candidatos a diputados Douglas Avilés (CD), quien perdió la diputación por un margen de 70 votos; Josué Alvarado (PDC), Oscar García (PCN)  y Erving Ortíz (GANA).

Los magistrados también le requieren a la FGR que envíe un informe con su opinión técnica sobre los planteamientos de los candidatos a diputados.