El recuento de votos de este día duró solo media jornada, a pesar de que mañana se vence el plazo otorgado por la Sala de lo Constitucional.

La medida fue tomada por el organismo colegiado, «como un descanso para los miembros de mesas», que desde el miércoles se encuentran en el proceso, en horarios de 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde.

Fue el presidente Julio Olivo el que anunció a las mesas que la jornada se realizaría hasta las 12:30 de la tarde, cumpliendo así tan solo media jornada del recuento de votos.

La medida fue aplaudida por los miembros de mesa, mientras que algunos partidos denunciaron que esto solo retrasa más el proceso, que está cumpliendo ya su penúltimo día previo al plazo otorgado por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

«Esto da más lentitud al proceso, y demuestra la ineficiencia del TSE. Vamos a ‘paso de tortuga’ y de seguir así, no sé cuánto tiempo puede demorar este proceso», afirmó el diputado de Cambio Democrático (CD), Douglas Avilés.

Mientras tanto, el colegiado continuó reclasificando votos en presencia de los representantes de partidos políticos, fiscalía y procuraduría; que este día encontraron cerca de 30 votos declarados nulos, que correspondían a distintos partidos políticos. Sin embargo, los magistrados aseguraron que no se cumplirá el plazo dado por la Sala, que vence mañana.

«Ustedes- los medios de comunicación- son testigos, el trabajo en las mesas se está realizando, pero es materialmente imposible que podamos finalizar mañana el conteo, nosotros enviaremos el informe a la Sala», manifestó la magistrada del TSE, Ana Guadalupe Medina.

Así, la diputada del FMLN, Norma Guevara, consideró que se «establece un precedente» con respecto a los fallos de la sala. «Los fallos de la Slaa pueden ser prorrogables», aseguró.

El nivel de avance de las mesas de recuento de votos es del 13%, con casi 2,400 de las 2,872 aún por revisar. A partir de mañana se reanudará los horarios de 8 a 6, manifestaron los magistrados.