Con unos 24,040 votos obtenidos en las elecciones del uno de marzo,  lo que representa que es un diputado que obtuvo su escaño por residuo en San Salvador; Guillermo Gallegos, de GANA aspira a presidir la Asamblea Legislativa en mayo.

Sería una historia interesante; nada nueva en una legislatura ya que con anterioridad la Asamblea ha tenido presidentes electos con votos residuales.

Gallegos es uno de los diez diputados de GANA que entran por residuo; solamente uno de los 27 diputados que obtienen cada tres años su escaño con escaso apoyo de los electores.

El FMLN desea que Lorena Peña sea presidente de la Asamblea; la diputada obtuvo 49, 173 votos; un poco abajo de Norma Guevara que obtuvo 54,901 votos  y Karina Sosa con 51,146.

En ARENA también aspiran Norman Quijano, quien fue el más votado con 130,867 votos y Ana Vilma de Escobar con 119, 422.

El bloque oficial cuenta con 42 votos (FMLN-GANA); necesita un voto para poder elegir presidente. Este voto bien podría provenir del PCN donde Francisco Merino, el  diputado más cercano al FMLN ha expresado también su deseo de presidir el legislativo.

El bloque opositor de ARENA-PCN-PDC también tiene 42 votos; pero muestra una mayor fragilidad al momento de conformarse y mantener su unidad;  y de aspirar a convencer a un diputado a GANA para sumar 43.

Un acuerdo entre FMLN y ARENA parece improbable.